web kf final
 
 

Cirugía del Contorno Corporal


Se puede agrupar bajo este concepto los diferentes procedimientos que van a modificar el volumen y el contorno de diferentes regiones corporales. Así, caen en este apartado el aumento y la reducción mamaria, la dermolipectomia abdominal, la liposucción de abdomen, caderas, espaldas, etc.

Aparte de la cara, región mas expuesta en la relación interhumana, el cuerpo y sobre todo las mamas, siempre han tenido y en la actualidad han adquirido aun una mayor importancia desde el punto de vista psicosexual, gracias a una mayor exposición tanto en playas, como por imperativo de la moda actual. La mujer se siente menos femenina si tiene un busto poco desarrollado; la flacidez y caída mamaria, bien sea por razones constitucionales, después de la lactación o menopausia producen igualmente una afectación psicológica en la vida de la relación, a lo que se suma en pacientes con hipertrofia mamaria las molestias locales, de hombros, espalda por el volumen y peso, independientes de las dificultades en el vestir. La cirugía mamaria consigue mejorar la auto imagen corporal y autoestima y facilita la relación en el ambiente afectivo social.

Con independencia del sobrepeso o de la obesidad, que requieren un tratamiento medico, las lipodistrofia o acúmulos grasos constitucionales y localizados alteran la silueta y armonía corporal y no desaparecen después de un tratamiento de adelgazamiento. Los embarazos, a su vez, dejan con frecuencia como secuela una separación o distensión de la musculatura abdominal unido a un exceso cutáneo-graso, que se puede corregir con una dermolipectomía  abdominal.

Algunas de estas intervenciones dejan cicatrices pequeñas y fácilmente ocultables. Otras requieren por su naturaleza, incisiones más largas que dejaran inevitables cicatrices. El cirujano plástico s esmerará en conseguir una cicatriz lo más fina posible. Sin embargo, la calidad final de una cicatriz se ve fuertemente influida por las características personales de cicatrización de cada paciente.

Siendo la cicatrización el proceso natural de la curación de las heridas solo es posible procurar minimizarlas y situarlas en los sitios menos visibles, pero en la actualidad aun no es posible borrarlas. Las cicatrices son, a menudo, el tributo que hay que pagar por un mejor aspecto físico y un mejor contorno corporal.